«Si fuese Luis Alberto de Cuenca, que lo soy»: la reescritura de Cecco Angiolieri