Cinco horas con Mario de Miguel Delibes como estrategia de producción coloquial