Consuelo Triviño, Prohibido salir a la calle