Carriego es Carriego. Una verdad periférica