JAVIER MARÍAS, Corazón tan blanco